Vídeos médicos

Loading...

domingo, 28 de febrero de 2010

Mi pareja no deja de roncar

roncar
Aunque muchos son los chistes que se hacen de los ronquidos la verdad es que no son nada agradables para quienes lo padecen.
La mitad de la población adulta (45%) se enfrenta al problema de los ronquidos de manera ocasional y al menos el 25%, lo hace de forma habitual. En el caso de las mujeres, el número se reduce al 14%.
El ronquido y la apnea del sueño son trastornos derivados de una mala respiración durante el sueño y como tal acarrean ciertas consecuencias perjudiciales para la salud por ejemplo se incrementan el riesgo de padecer hipertensión arterial, así como de agravar el riesgo cardiovascular de una persona.

Aquellas personas que padecen este tipo trastorno afirman sentirse cansados al día siguiente ya que no descansan adecuadamente lo que les conlleva a no poder realizar una vida adecuada ya que en actividades diarias y simples como el hecho de conducir les hace sentirse estremadamente cansados pudiendo provocar un accidente o por ejemplo no rindiendo lo suficiente en el terreno laboral.

Actualmente en el mercado ya encontramos diferentes farmacos destinados a este problema pero a veces la toda de dichos farmacos no resuelve en totalidad el problema y hay que tomar otras medidas adicionales como por ejemplo evitar el tabaco y el alcohol ya que fumar provoca la inflamación de la membrana mucosa de la nariz y de la garganta, así como el bloqueo de los vasos sanguíneos que llegan a los pulmones.
Por otra parte, el alcohol puede provocar el colapso parcial de las vías respiratorias (causa directa de los ronquidos) o bien, el colapso total de éstas (causa de la apnea). Consumir alcohol habitualmente contribuye al desarrollo de este tipo de trastornos de la respiración.

Otro punto a tener en cuenta es organizar nuestras horas de sueño: Los ronquidos se presentan durante el sueño, sin embargo, existen dos fases en las que somos más vulnerables a su aparición que son la Fase 1, cuando estamos quedándonos dormidos y la Fase REM, que es cuando se producen los sueños.
Una persona con una mala organización del sueño que no duerme lo suficiente que no tiene unos horarios determinados, etc.) es también más propensa a desarrollar estos desajustes respiratorios.

No hay comentarios: