Vídeos médicos

Loading...

viernes, 22 de mayo de 2009

¿Qué es la cinetosis?


Para quienes se marean los desplazamientos pueden ser un mal trago pero con ciertas medidas de precaución y algunos remedios naturales es posible disfrutar no solo en nuestro destino sino en el trayecto.

La responsable de estos mareos es la "cinetosis" (enfermedad por el movimiento). Los síntomas son de sobras conocidos como pueden ser cansancio, palidez en el rostro, sudores fríos, aceleración del pulso y de la frecuencia cardiaca, dolor de cabeza y náuseas que pueden terminar en vómito.

Aunque no se trata de una enfermedad hay personas más propensas que otras a padecerlo. El Sistema Nervioso Central (SMC) es el responsable de la sensación de equilibrio que solemos tener mediante la información que recibe del exterior a través de nuestros ojos, oídos, piel y músculos y permite al cuerpo permanecer erguido y equilibrado. Nuestro cerebro analiza estos datos dando al cuerpo la información sobre su posición en el espacio. Estos sistemas suelen trabajar juntos pero cuando por ejemplo la vista no percibe el mismo movimiento que el resto de sistemas, provoca una reacción del sistema nervioso central que estimula el centro de la náusea.

La cinetosis es más frecuente en la mujer que en el hombre. Curiosamente es poco frecuente en niños menores de dos años y máxima entre los 3 y los 12 años de edad, El transporte más problemático es el barco (entre un 50 y un 70 por ciento de los pasajeros) y el menos problemático el tren.

Para no marearse lo primero que hay que hacer es evitar la ansiedad que precede a la persona antes de hacer el viaje. Hay que evitar pensar que uno se va acabar mareando pues dicha actitud nos lleva a que suceda. Es mejor no pensar en ello e intentar concentrarse en otras cosas más agradables. También vamos a tener en cuenta varios factores:

* Descansar bien antes de salir.

* Es aconsejable no leer y si se viaja en automóvil realizar paradas cada dos horas.

* Evitar olores fuertes como el tabaco, la gasolina... e ir ventilando el camarote o el vehículo.

* Viajar con ropa ligera, la sensacion de calor aumenta la posibilidad de marearse.

* No comer en abundancia pero evitar estar en ayunas.

Pero sobre todo realizar respiraciones lentas y profundas...y ¡a disfrutar del viaje!

martes, 19 de mayo de 2009

Vértigos después de comer


El otro dia una paciente me comentaba que su hijo de doce años después de comer padece una sensación de vértigo; se le mueven las cosas y cae al suelo. Le sucede siempre después de comer y diariamente, a parte de que se cansa al mínimo esfuerzo por lo que algo tan cotidiano como ir al colegio se le hace algo más difícil.
La verdad es que es un poco complicado dar un consejo sin elaborar una historia clínica antes por lo que vuelvo a reincidir en lo de siempre de visitar a un facultativo. Una vez dicho esto y descartando problemas de oído y neurológicos esta relación del vértigo con las comidas tiene un claro componente hepaticobiliar, de ahí también esa fatiga que os comentaba que se suele padecer.
Este problema puede darse en niños que abusan de los lácteos, dulces, pan blanco y embutidos, sobrecargando de esta manera su cuerpo con un incremento de peso y forzando el trabajo de su hígado y besícula biliar que han de transformar las grasas a través de la sangre.
En la mayoría de los casos de este tipo este suele ser el problema y lo que hay que hacer es convencer al niño de la necesidad de que siga durante un par de semanas una dieta depurativa para eliminar esos síntomas que consiste en comer abundante fruta y zumos naturales, ensaladas crudas, verduras, cereales y arroz. Para beber se le recomienda que beba abundante agua al ser posible fuera de las comidas.
Algunos remedios naturales a este sencilla dieta es por ejemplo:
Infusiones de boldo, cardo mariano y la fumaria. Si se encuentra alguna infusión con más de una de estas plantas mucho mejor.

Aplicar una cataplasma de arcilla en la zona abdominal durante un par de horas al acostarse.

De todas formas la mayoría de veces basta con la dieta y la fitoterapia para conseguir en una semana una mejoría notable.

martes, 12 de mayo de 2009

Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad que afecta a la mielina o materia blanca del cerebro y de la médula espinal, provocando la aparición de placas escleróticas que impiden el funcionamiento normal de esas fibras nerviosas. La mielina es una sustancia grasa que rodea y aisla los nervios, actuando como la cobertura de un cable eléctrico (para hacernos a la idea) y permitiendo que los nervios transmitan sus impulsos rápidamente. La velocidad y eficiencia con que se conducen estos impulsos permiten realizar movimientos suaves, rápidos y coordinados con poco esfuerzo consciente.
Actualmente, no se conoce la causa exacta de la EM, pero se cree que la destrucción de la mielina es el resultado de una respuesta anormal del sistema inmunológico hacia el propio organismo. Habitualmente, el sistema inmunológico defiende el organismo de "cuerpos" ajenos como son los virus y bacterias. En enfermedades autoinmunes; en las que el propio organismo destruye los cuerpos extraños; el organismo ataca en ocasiones sus propias células que considera extrañas. En la EM, la sustancia atacada es la mielina. Los científicos aún no saben lo que impulsa al sistema inmunológico a atacar la mielina. La mayoría coincide en que son varios los factores que están involucrados como los factores genéticos y factores medioambientales.
En general , la esclerosis múltiple es una enfermedad de aparición entre 29-33 años, pero puede aparecer entre los 10 y los 59 años.
Algunos de los síntomas son un cansancio excesivo, visión borrosa, problemas al hablar, un temblor en las manos, perdida de fuerza y vértigos o mareos, problemas para andar , problemas para coordinar movimientos...
Como la causa de esta enfermedad no es conocida pues es muy difícil que los médicos podamos decir cual es su prevención.
En general, la esclerosis múltiple es una enfermedad de adultos jóvenes, la edad media de aparición es 29-33 años, pero la gama de edades de aparición es muy amplia, aproximadamente desde los 10 a los 59 años.
El tratamiento específico de la MS será determinado por su médico basándose en lo siguiente: edad, en que proceso de avance esta la enfermedad, su tolerancia a determinados medicamentos y su opinión.
Hay que reconocer que aún no hay cura pero que es una enfermedad con esperanza ya que en pocos años se ha logrado avanzar mucho consiguiendo modificar el curso de la enfermedad, tratar las exacerbaciones, controlar los síntomas, y mejorar la función y la movilidad cosa que hace pocos años era impensable.