Vídeos médicos

Loading...

sábado, 11 de abril de 2009

Enfermedades respiratorias: La bronquitis



La bronquitis es la inflamación del tejido que recubre los conductos bronquiales, los cuales conectan a la traquea con los pulmones. Este delicado tejido que produce mucosidades, cubre y protege al sistema respiratorio, los órganos y los tejidos involucrados en la respiración. Cuando una persona sufre de bronquitis, puede ser más difícil que el aire realice su recorrido normal dentro y fuera de los pulmones; los tejidos se irritan y como consecuencia, se producen más mucosidades. El síntoma más común de la bronquitis es la tos.


Cuando coges aire respirando, pequeñitas vellosidades cerca del orificio de tu nariz filtran el polvo, polen y otras bacterias que se reproducen en el aire. Otras partículas que no son filtradas en este proceso se adhieren a la superficie de la membrana mucosa denominada cilia. Sin embargo, en algunas ocasiones, los gérmenes atraviesan la cilia y otros sistemas de defensa en el tracto respiratorio producen esta enfermedad.


La bronquitis puede ser de dos tipos: crónica o aguda. La bronquitis crónica se podría decir que es la aparición de una tos la mayoría de los días sin causa aparente. La causa mas común de la bronquitis crónica es el humo del cigarillo y afecta a personas de todas las edades, pero es más común en los individuos mayores de 45 años de edad. La bronquitis crónica ocurre consistentemente con mayor frecuencia entre las mujeres que entre los hombres. . La bronquitis aguda es ocasionada por un numero de virus que pueden infectar el tracto respiratorio y atacar los conductos bronquiales.


La bronquitis normalmente empieza por una tos mas o menos intensa aunque también puede ir acompañada por dolor de cabeza, sensación general de malestar, ronquera, dificultad al respirar, escalofríos y síntomas similares.


Las personas que padecen de bronquitis repetitivas puede acabar sufriendo asma de la que ya hemos hablado en artículos anteriores.



El tratamiento de la bronquitis aguda es muy parecido al tratamiento de un resfriado o catarro. Descanse todo lo que pueda y beba muchos líquidos. Generalmente, el doctor no le recetará antibióticos, porque la mayoría de los casos de bronquitis aguda son causados por el virus del resfriado común. Pero si su médico cree que tiene una infección, puede que le recete un antibiótico. Si la tos no le permite dormir, puede tomar un supresor para la tos en la noche.

Para reducir y controlar los síntomas de la bronquitis crónica, se recomienda llevar un estilo de vida saludable, comer sano, hacer ejercicio y no fumar. Es importante llevar una dieta saludable para ayudar al organismo a combatir las infecciones. También es importante hacer ejercicio moderado. Si tiene bronquitis, consulte a su doctor antes de iniciar un programa de ejercicios y conozca sus límites para evitar esforzarse demasiado. Hay ejercicios especiales que puede hacer para mejorar su respiración y ciertas posiciones para sentarse que le ayudarán cuando de repente le falte el aliento.
Sobre todo, no fume y evite exponerse a las emanaciones y al polvo.

No hay comentarios: